Dick Hoyt

 
 

Experiencia

¡No hay nada imposible!, así lo demuestra el equipo Hoyt, familia que inspira a cumplir los sueños a pesar de las adversidades que se interpongan en la vida.

Rick Hoyt, hijo de Dick y Judi, quien tuvo un embarazo tranquilo, pero el parto se complicó debido a la posición de Rick al nacer, el cordón umbilical se le enredó en el cuello, lo que le originó una parálisis cerebral.

Reconocidos por su fortaleza en competencias deportivas, donde Dick lleva a su hijo en una silla especial acoplada al frente de su bicicleta, lo arrastra en un bote especial cuando ellos nadan y lo empuja en una silla de ruedas adaptada cuando ellos corren.

Para los médicos no había nada que hacer y estaba condenado a estar en una silla de ruedas, pero esto fue algo que sus padres no aceptaron y se dedicaron a buscar la manera de que su hijo tuviera una vida digna y feliz.

A pesar del desalentador panorama, un equipo que expertos, diseñó una computadora donde el joven podría escribir lo que estaba pensando, de esta manera, las primeras palabras de Rick fueron: ¡vamos Bruins! , equipo de hockey de Boston, que dejó entrever su amor por los deportes.

El día que marcó el inicio de una vida deportiva, fue cuando el joven pidió a su papá que entraran a una carrera atlética, ambos aceptaron el reto y aunque llegaron en último lugar, sintieron que triunfaron, a partir de ese día han participado en mas de mil competencias a lo largo de Estados Unidos.

Todo el mundo debe ser incluido en la vida cotidiana."
Idiomas:
Inglés

Temas:

  • Testimonios
  • Deportes
  • Motivación