Mario Flores

 
 

Experiencia

Pasó 20 años de su vida en el corredor de la muerte en la penitenciaría de alta seguridad de Illinois (Estados Unidos), condenado en un juicio a la pena de muerte por medio de la inyección letal, por el asesinato en 1984 de un pandillero que él no cometió.  

Mario aprende pintura de otro reo y descubre tener un talento, pero lo más importante, aprende que sus obras pueden convertirse en su voz fuera de la prisión y ayudar en su caso. Así empieza una segunda cruzada a través del arte, logra varias exposiciones y la atención de Amnistía Internacional el gobierno mexicano y español.

Por las irregularidades con que era llevado su caso, en el que se aplazó tres veces la ejecución, por las apelaciones interpuestas, decidió estudiar leyes. Lo hizo por correspondencia. El tiempo empezó a transcurrir sin que se estableciera fecha de ejecución. Él lo puso a su favor. En la cárcel se preparó para su propia defensa, apoyó a otros presos en sus juicios, hasta que las autoridades se lo prohibieron; hizo deporte, se fortaleció física y espiritualmente.

Ahora, en libertad, es Jefe del Área de Asistencia Legal para mexicanos en el exterior.

Es importante verte en el espejo, si quieres ser bueno haz cosas buenas."
Idiomas:
Español

Temas:

  • Motivación
  • Testimonios