Bárbara Padilla

 
 

Experiencia

La soprano Bárbara Padilla, extraordinaria cantante del género Crossover Clásico, ha cautivado al público con su potente y cálida voz, transformando arias y canciones en historias que inspiran la imaginación y deleitan los corazones al poner en evidencia su entrenamiento y capacidad vocal. Celebrada por su público como “El Ángel de América”, su voz resuena con la energía renovadora de la música, evoca la esperanza y la fortaleza humana, dejando al descubierto una memorable transformación emocional.

Formada en el seno de una familia unida y espiritual, rodeada por la comunidad artística de Guadalajara, México, el amor por la música se arraigó en el alma de Bárbara cuando era muy pequeña, atraída por la impresionante colección de música clásica y óperas de su madre. Se cautivó al escuchar las majestuosas grabaciones de piezas escritas por Ludwig van Beethoven, Wolfgang Amadeus Mozart, Giuseppe Verdi y Joaquín Rodrigo, y se conmovió en particular con las interpretaciones de vocalistas legendarios como Plácido Domingo y Edita Gruberova. Se maravillaba con la capacidad de estos compositores y artistas encontrando belleza en cada nota. Sus propias emociones se intensificaban, dando realce a los abundantes paisajes de su entorno. Su instinto natural para reproducir perfectamente las melodías revelaba su profunda necesidad de cantar, llevándola a tomar clases de piano, así como la exploración de su talento artístico en el baile y las artes visuales.

Le diagnosticaron con Linfoma de Hodgkin, viéndose en la necesidad de combatir la enfermedad mientras cursaba sus estudios, reforzada en su tenacidad por lograr éxito a través de la música. Tres años después de su diagnóstico, obtuvo el puesto de jefe de sección y solista del Coro del estado de Jalisco. Para asegurarse de recibir el mejor tratamiento, su entonces maestro de canto y director del coro, Dr. Harlan Snow (RIP) envió a Bárbara a los Estados Unidos, donde pidió una segunda opinión en el Centro de Cáncer MD Anderson en Houston. En esa visita, audicionó en la Moores School of Music de la Universidad de Houston, en donde obtuvo una beca completa. Cuando volvió a Guadalajara, la cantante tuvo que recibir agresivos tratamientos de radiación y quimioterapia. Los médicos le advirtieron que nunca volvería a cantar, sin embargo, milagrosamente, su voz permaneció intacta. Bárbara finalmente se sometió a un trasplante de médula ósea que puso fin a una larga lucha de cinco años.

Bárbara se complace en aprender todo lo que está a su alcance sobre cada pieza que interpreta, incluyendo el origen y motivo de la composición. Su enfoque vocal es honesto y esta apoyado por años de ardua preparación y el dominio de los idiomas español, inglés, francés e italiano. Se ha inspirado particularmente en figuras importantes como Maria Callas y Renée Fleming. Esta preparación, sumada a sus magníficas interpretaciones de piezas en diversos géneros y lenguas, ha atraído la atención internacional de músicos y artistas de renombre y el cariño de su público. Bárbara se ha presentado como solista en eventos sinfónicos y ha ofrecido conciertos y recitales en Estados Unidos, Italia, Cuba y México. Su repertorio abarca desde óperas aclamadas como La Boheme, Turandot, Tosca, Madame Butterfly, La Traviata hasta oratorios conmovedores como las misas de Requiem de Verdi y Mozart y otras obras maestras como la Novena Sinfonía de Beethoven, La Misa Nelson de Joseph Haydn, y Carmina Burana de Carl Orff. Su versatilidad le ha permitido sobresalir en el género “pópera”, interpretando sus canciones favoritas como “Time To Say Goodbye”, “Gira Con Me Questa Notte” y “Alfonsina y El Mar” entre otras.

 

Si quiero cantar tengo que estar viva"
Idiomas:
Español, ingles

Temas:

  • Testimonios