Gustavo Santaolalla

 
 

Experiencia

Actualmente brinda conferencias inspiradoras alrededor del mundo, donde recorre su extensa y prolífica carrera artística contando anécdotas únicas y memorables. Finalizando la charla, interpreta unos temas como bonustrack de bandas de sonido de su autoría de films ("Secreto en la montaña", "Babel") y de su repertorio solista. Santaolalla no sólo es músico, compositor, productor y descubridor de talentos sino que es un visionario y un artista integral de prestigio internacional.
 
Compositor, músico, realizador, productor discográfico, líder de banda, entrepeneur, winemaker, fotógrafo, publicista y artista.
 
El hecho de ganar 2 Oscar de la Academia de Hollywood en años consecutivos por las bandas de sonido de los films “Brokeback Mountain” y “Babel” aumentó enormemente la popularidad de Gustavo Santaolalla. Pero en realidad, esas bandas de sonido son solo capítulos en la vida de un compositor, productor, guitarrista, líder de banda, propietario de un sello discográfico e historiador cuya aventura musical comenzó a mediados de los años 60 y continúa hasta el día de hoy. Desde que grabó y produjo su primer single cuando tenía solo 16 años, Santaolalla ha sido una fuerza vital en la fusión del rock anglosajón con las tradiciones folklóricas de Sudamérica y otras culturas de lengua hispana. Santaolalla estuvo a la vanguardia del movimiento de rock surgido en Latinoamérica en los años 80 y 90, descubriendo talentos, produciendo discos y dirigiendo su propio sello. Simultáneamente, ha celebrado la música legendaria de su Argentina natal, México y Brasil, a la vez que miraba hacia el futuro con proyectos dirigidos a las audiencias más jóvenes. Santaolalla, nacido en Argentina el 19 de Agosto de 1951, formó su primera banda, Arco Iris, en 1967. Un grupo de rock artísticamente ambicioso, Arco Iris editó 5 álbumes y en 1972 se tornó la primera banda en tocar en River Plate. Siguiendo la dirección de bandas como The Who y Pink Floyd, Arco Iris creó espectáculos multimedia.
 
Su primer “descubrimiento” fue León Gieco, actualmente una figura unánimemente amada en la música argentina.
 
Justo cuando su carrera estaba en pleno desarrollo, la dictadura militar en Argentina convirtió el país en un lugar hostil para los artistas, y en 1978 Santaolalla se mudó a Los Angeles, California. Allí se encontró con la explosión de la música punk y new wave, que lo inspiró a formar la banda Wet Picnic con Aníbal Kerpel - quien sigue siendo su socio hasta el día de hoy -, y el grupo se tornó una popular atracción en los clubes, grabando un solo álbum, “Balls Up”, para Unicorn Records. Un breve retorno a la Argentina llevó a Santaolalla a grabar su primer álbum como solista, “Santaolalla” (1981), considerado actualmente como uno de los discos más influyentes en la historia del rock argentino.
 
Durante la década del 90, Gustavo realizaría otros dos discos: BMG-Ariola editó su álbum de rock, “GAS”, en 1995 y Nonesuch lanzó “Ronroco” – nombre de un instrumento del folklore andino – en 1998. Sin embargo, su éxito como solista dentro del campo del rock, no impuso límites a su visión. Dos décadas antes de que compusiera la música para la banda de sonido de “Diarios de Motocicleta”, Santaolalla y Gieco encararon su propia travesía desde el sur hacia el norte, grabando y filmando músicos folclóricos autóctonos de la Argentina. El suceso condujo a Santaolalla a la concreción de otro sueño: su propio sello discográfico. Surco, una joint-venture con Universal, fue creado en 1997. Gustavo volvió a grabar su propia música en 2003 con el álbum debut de Bajofondo Tango Club, una fusión progresiva de tango y beats electrónicos. Las giras internacionales de Bajofondo alcanzaron uno de sus puntos culminantes en Mayo de 2009, cuando la banda inauguró en Argentina las celebraciones por el Bicentenario de la Independencia, con una performance en el medio de la calle más populosa de Buenos Aires, la Avenida 9 De Julio, que fue presenciada por 180.000 personas. No obstante la cantidad de proyectos como músico y productor, Santaolalla añadió otro rubro a su curriculum en el año 2000, el de compositor de música para films. Compuso la banda de sonido de “Amores Perros” de Alejandro Gonzalez Iñarritu, lo que condujo a la música de “21 Grams”, también de Iñarritu, en 2003. El año siguiente fue el lanzamiento de “Diarios de Motocicleta”, de Walter Salles, por el cual Santaolalla fue honrado con un premio BAFTA (British Academy of Film and Television Arts) por su banda de sonido. Pero fue su cautivante música de guitarra acústica para “Brokeback Moutain” la que dió la noticia de que Santaolalla se había consagrado como compositor de música para films. El se llevó a su casa las estatuillas del Oscar por Mejor Música Original y el Golden Globe por su canción “A Love That Will Never Grow Old”, cantada por Emmylou Harris. La revista Time lo reconoció en 2005 como uno de los “25 Hispanos Más Influyentes en Estados Unidos”. Un año más tarde, Santaolalla recibió un Premio Gardel en Argentina como “Personalidad del Año”. En 2010, Santaolalla concretó un tipo diferente de lanzamiento: una línea de vinos finos producidos en Mendoza y una línea de cerveza gourmet. Entre los múltiples proyectos que ha estado trabajando los últimos años está la banda de sonido del film “On The Road” (2012), dirigido por Walter Salles, basado en la legendaria novela de Jack Kerouac. En 2013 lanza el nuevo disco de Bajofondo “Presente”. En febrero 2014 estrena el musical de tango-rock, “Arrabal”, en Canadá.
Es fundamental que el artista conozca un poco de todo, que no se encierre sólo en su arte. Tener disciplina, tratar de encontrar su propia voz y mantenerse constante y fiel a su visión "
Idiomas:
Español

Temas:

  • Entretenimiento
  • Motivación
  • Cultura