Enrique Olvera

 
 

Experiencia

Chef mexicano. Estudió en el Culinary Institute of America, en Nueva York. En 2000, en la ciudad de México, inauguró Pujol, restaurante situado en 2013 en el lugar 17 entre los 50 mejores restaurantes del mundo y el tercer en Latinoamérica, de acuerdo con la lista de San Pellegrino. En 2012 había sido clasificado en el lugar 36 en el mundo.

La propuesta gastronómica de Enrique Olvera se ha definido al paso de los años por la obsesión hacia los detalles, la sutileza en la elección de ingredientes y la construcción de sabores así como en una dinámica de evolución constante y honda exploración en el potencial culinario de México. Su persistente curiosidad suele motivarlo al cambio y la perfección de su trabajo. Luego de un primer periodo de reinterpretación del recetario popular mexicano que lo hizo destacar más allá de México, Olvera asumió un enfoque más personal, desde el cual comenzó a indagar y crear a partir del casi inabarcable universo de ingredientes que el país ofrece, sin dejar de experimentar tanto con las técnicas de la cocina contemporánea, como con aquellas milenarias, involucrando siempre en su propuesta audacia e imaginación.

En 2008 publicó el libro La nueva cocina mexicana. En 2010, con motivo de la primera década de existencia de Pujol, Olvera publicó UNO, en donde presenta la historia y filosofía de su trabajo, hace un recuento de 10 años y reflexiona sobre el presente y futuro de la gastronomía mexicana. A finales del año siguiente, editó En la milpa, su tercer libro. En 2014, Olvera incursiona en el mercado internacional e inaugura su primer restaurante internacional en Nueva York, Cosme.

Enrique Olvera decidió en su adolescencia retomar su amor por la cocina —que había descubierto de niño, en la pastelería de sus abuelos—, y se marchó a Nueva York, para ingresar en el Culinary Institute of America. Cuatro años más tarde, a su vuelta a México, inauguró su restaurante Pujol.

Su propuesta crea a partir del vasto universo de ingredientes que el país ofrece, sin dejar de emplear para ello tanto técnicas de cocina contemporánea como milenarias.

Su búsqueda y experimentación permanentes, aunadas a una atención por el detalle y el cuidado tanto de los procesos como de los productos que utiliza, se han traducido en hallazgos que comparte con sus comensales tanto en Pujol como en sus otros proyectos. En las tiendas gourmet y cafeterías eno (ciudad de México), dentro de un ambiente relajado, los visitantes descubren una carta que se renueva cada temporada; en el restaurante Moxi (San Miguel de Allende) ubicado dentro del hotel Matilda, los ingredientes provienen de la granja y van directamente a la mesa; en Maíz de Mar (Playa del Carmen) son protagonistas los manjares que proveen las costas mexicanas; y en su más reciente apertura —y la primera incursión de Olvera en Estados Unidos—, Cosme (Nueva York), el maíz, el frijol y el chile conviven con los ingredientes locales del valle de Hudson. En cada uno de ellos cobran forma las últimas creaciones gastronómicas del chef Olvera.

 

Cocinar es importante, porque creo que así me conozco mejor"
Idiomas:
Español, Inglés

Temas:

  • Motivación
  • Salud
  • Empresariales